Ejercicios de equilibrio: mejora tu vida con estas posturas

¿Sabías que existen múltiples beneficios de la actividad física? Lo cierto es que a través de un entrenamiento funcional es posible lograr cambios positivos sobre el organismo. Por esta razón, aquí te contaremos sobre 6 ejercicios de equilibrio que puedes iniciar a poner en práctica.

¿Qué son los ejercicios de equilibrio y por qué integrarlos a tu rutina?

Estos ejercicios son especiales para realizar a cualquier edad. Son de suma importancia ya que pueden ayudar a mantener el equilibrio, a caminar correctamente, proteger las articulaciones y, por ende, a evitar caídas conservando la independencia en edades avanzadas. No obstante, también se pueden aplicar para fortalecer los músculos del cuerpo y tener un mejor desempeño a la hora de ejercitarse.

Se trata de ejercicios específicos para mejorar la calidad de vida en el día a día. La idea es que puedas conocer tu cuerpo y cuáles son las posiciones que te permiten estar en armonía, como sucede con las posturas de yoga. Incluso, si padeces algún problema en la columna, podrían ayudarte a mejorar tu postura.

Además, no se trata de ejercicios que supongan una gran intensidad. Están pensados para practicarse en cualquier momento del día sin necesidad de gastar demasiada energía o esforzar el organismo. Por este motivo, son una buena forma de iniciarte en la vida fitness.

6 ejercicios de equilibrio que deberías practicar

En este punto, es posible que quieras conocer algunos ejercicios de equilibrio perfectos para integrar a tu rutina. Puedes apoyarte descargando en tu smartphone algunas aplicaciones de ejercicio que sirven como una guía básica para mantener tu rutina al día. Dicho esto, te contamos cuáles son los 6 mejores ejercicios.

1. Pararse en T

Una postura muy simple, perfecta para iniciarse en los ejercicios de equilibrio. Consiste en pararse con los pies separados, levantando los brazos de los costados. La idea es que el cuerpo se asemeje a una “T”. Después, deberías mover tu peso hacia los dedos del pie, levantar los talones y despegarlos del piso durante 10 segundos.

Repite este paso 10 veces y, con el tiempo, podrás notar cambios positivos en tu equilibrio.

2. Equilibrio sobre una sola pierna

Esta es otra de las variantes que puedes implementar en cualquier momento del día. Es muy sencillo: consiste en pararte sobre una pierna a la vez todo el tiempo que puedas. Por ejemplo, cuando lavas los platos o cuando miras la televisión. ¡Puedes desafiarte a ti mismo y lograr cada vez más tiempo parado así!

3. Equilibrio sobre una sola pierna en movimiento

Esta es una variante del anterior. La idea es que puedas impulsar tus ejercicios de equilibrio al desplazarte, flexionando la rodilla de la pierna que no toca el piso. Intenta aguantar el máximo tiempo posible, siempre alternando las piernas, para desarrollar tu resistencia.

Es crucial que el lugar para practicar este ejercicio sea seguro. Es decir, que no haya obstáculos, como mesas o sillas, con los cuales podrías chocarte.

4. Ejercicios de equilibrio de los bíceps

Este es un paso extra para los ejercicios de equilibrio. Consiste en agregar peso. Deberás pararte con el peso de tu cuerpo distribuido de forma pareja entre las piernas, mientras sostienes una mancuerna liviana con la mano izquierda. Después, deberás despegar la pierna derecha del piso, flexionando la rodilla.

Mantén esta posición durante varias respiraciones y cambia de lado. Al principio te costará, pero luego tu cuerpo se acostumbrará al esfuerzo.

5. Pararse con un crunch

Este es uno de los desafíos más importantes para mejorar tu equilibrio. Para hacerlo, necesitarás pararte sobre una pierna mientras intentas levantar la otra delante de ti, formando un ángulo de 90 grados. Cuando te encuentres estable, estírate hacia adelante (crunch) y cierra las manos debajo de la pierna que elevaste.

Si te sale, ¡felicitaciones! Significa que estás progresando notablemente con estos ejercicios.

6. Saltos de torsión

Por último, un ejercicio que puedes implementar al finalizar tu rutina. Es muy simple, pues consiste en estar de pie y realizar un salto estático. Mientras estés en el aire, deberás girar 90 grados para aterrizar sin perder el equilibrio. A medida en la que avances, podrás aumentar el grado de giro a 180 grados o 360 grados. En suma, has visto que puedes fortalecer tu equilibrio día a día ayudándote de las distintas aplicaciones especializadas en fitness. ¡Te invitamos a que apliques todos estos ejercicios con ayuda de la tecnología!

Referencias Bibliográficas

Mayo Clinic (2022, 7 de junio). Ejercicios de equilibrio.

NIH (2022, 22 de febrero). Los cuatro tipos de ejercicio que pueden mejorar su salud.

Planet Fitness (2022). 5 ejercicios para mejorar tu equilibrio.

Runtastic (2020, 15 de julio). Entrena y conoce tu cuerpo con ejercicios de estabilidad.

Comparte este artículo :

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja una respuesta